Posicionamiento web y marketing en el cine

La del cine es, probablemente, una de las industrias que mayor juego y mayores beneficios da a la industria del marketing y el posicionamiento web. Tiene todo el sentido del mundo. Cada producto cinematográfico que vende el marketing, dispone  de centenares de elementos a explotar: una escena, una frase, un personaje. El catálogo siempre es infinito.

A continuación, presentamos cuatro campañas de marketing para cine que causaron furor:

The Dark Knight. La campaña de marketing promocional de la secuela de Batman Begins comenzó a mediados de 2007, un año antes de su estreno. En ella, se hicieron públicas webs relacionadas con dos de sus personajes – www.ibelieveinharveydenttoo.com y www.whysoserious.com para Harvey Dent y para El Joker, respectivamente— y se empapelaron varias ciudades estadounidenses con carteles electorales a favor del personaje de Harvey Dent, candidato a fiscal del distrito de Gotham.

District 9. Igual que ocurrió con la campaña de The Dark Knight, la campaña de marketing del primer largometraje de Neill Blomkamp comenzó un año antes de su estreno.

En ella, varios espacios públicos estadounidenses, como bancos, estaciones de tren o paradas de autobús, aparecieron forrados de carteles con el lema “Only for humans”, “Sólo para humanos”, acompañado de una señal de prohibición con la figura de un alienígena en su interior, un número de contacto —1-866-666-6001— para denunciar a los no humanos y la dirección web www.d-9.com.

Prometheus. La campaña de marketing de la precuela de Alien consistió en la publicación de una página web de la empresa responsable del Proyecto Prometheus, la Weyland Industries – www.weylandindustries.com, en la persentación de un anuncio protagonizado por el androide David 8 en el The Wall Street Journal y en el lanzamiento de una cuenta de Twitter a cargo del mismo androide, David 8, interpretado en la película por el actor Michael Fassbender. En el metro de París, además, apareció una misteriosa cabeza gigante, una cabeza que luego se descubrió que hacía referencia a los ingenieros de la película.

Chronicle. La campaña de marketing de esta película de ciencia ficción fue tan sencilla como imaginativa y eficaz.  En Nueva York, un día cualquiera, de repente su pudo ver con bastante claridad como tres jóvenes humanos se dedicaban a volar por encima de algunos puntos concurridos de la ciudad. En realidad, se trataba de aviones RC con carcasas de forma humanoide, pero eso no impidió que las imágenes de los tres supuestos humanos capaces de volar dieran la vuelta al mundo incluyendo a informativos televisivos.