¿Cómo pedir el visado a India?

Hay países que requieren sacarse previamente un visado para poder ser visitados. En algunos casos los trámites pueden ser complicados, otros son más fáciles. India es uno de los países en donde no suele resultar muy complicado realizar este trámite de visado india.

Visados a india

Hay algunas limitaciones: cuando se tramite un visado para la India, el período es de 90 días, tres meses. Algunos ciudadanos de algunos países (España no es el caso) deben salir una vez transcurrido este tiempo y dejar pasar un pequeño periodo de tiempo antes de volver a solicitar la entrada. En nuestro caso, si queremos visitar la India como turistas, debéis saber que el máximo serán seis meses, lo suficiente para haceros a la idea de cómo es el país. Si queréis permanecer allí por más tiempo o bien queréis hacer alguna actividad concreta (ONG, etc.) entonces deberéis poneros en contacto con la embajada o con la entidad por la cual vayáis a colaborar. En todo caso, si nuestro motivo de viaje es una actividad concreta, entonces el visado será diferente, ya que el de turista solo sirve para ver el país o visitar amigos que vivan allí.

La página web con toda la información relativa al visado es esta: Indian Visa Online. En ella también se enumeran los tipos de visados posibles, como el de negocios, la visa diplomática, visa de emergencia, visa para periodistas, visa para médicos, religiosos, etc.

La fotografía

Cada visado debe ir identificado con una fotografía personal. Des de la web para el trámite online se pude subir digitalmente una, así poder complementar el trámite. Esta fotografía que subamos debe cumplir unos requisitos concretos:

  • El archivo tiene que tener extensión .jpg
  • La medida de la imagen debe ser entre 10 y 300 Kb.
  • Debe ser una foto cuadrada, que ocupe entre 350 pixeles al cuadrado como mínimo y 1000 como máximo.
  • La cara debe verse de forma completa, con los ojos abiertos y de frente. La luz debe ser lo más clara posible y el fondo blanco.

Tasas

La emisión de un visado conlleva un coste en forma de tasa. Esta variará según el tipo de visa que se pida y la duración. La tasa se divide en tres partes: la cuantía básica, la tasa especial y la tasa de tramitación, que se la lleva la agencia que os lo gestione.

La tramitación online es unipersonal: cada uno deberá solicitar la suya. Es muy importante rellenar bien los campos para que luego coincidan con los datos que hay en el pasaporte. Un error en la fecha o en el número nos puede conllevar problemas (lo campos más importantes son nombre, dirección y fecha de nacimiento). Pensad que una vez se envíe, no habrá vuelta atrás y no se podrá modificar. Ante cualquier problema a la hora de tramitar la información, se recomienda que se guarde copia de todos los archivos y documentos, por si luego en un futuro hay algún problema de verificación o pérdida de datos. Si hay algún problema es mejor contactar con algún profesional que se ocupe normalmente de estos temas, ellos sabrán mejor que hacer en cada caso y como proceder.