Tiendas de venta de ropa de trabajo: ¿Cómo abrir una?

ropa de trabajo naisa

Cómo cualquier negocio, abrir una tienda de ropa significa que hace falta un local (si es que queremos abrir una tienda física, claro, ya que otra opción es abrir una tienda virtual), hace falta hacer los trámites correspondientes y hace falta tener género para vender; a parte del capital inicial que deba invertirse.

¿Alguna vez habéis pensado en abrir una tienda de ropa de trabajo?

Lo más importante es querer hacerlo. Un negocio que se empieza sin motivación es un negocio que está condenado al fracaso antes siquiera de empezar.

Busca un local

En primer lugar, piensa en dónde quieres situarte. Vives en una gran ciudad? En un pueblo? ¿Quieres el negocio cerca de tu casa? Es importante analizar la competencia: si por la zona hay alguna otra tienda de ropa especializada en ropa laboral, es mejor quizá que te busques otra zona (a no ser que la zona sea conocida por tener muchos negocios de ese tipo, cosa que favorecería). Tal como dicen en la web de uncomo, es mejor situarse en una calle comercial para que más clientes te vean, o incluso ubicarse dentro de un centro comercial (aunque esta opción nos puede salir mucho más cara, depende).

No hace falta que sea un local muy grande: basta que tenga grandes escaparates para que la gente de la calle vea lo que hay y que dentro tengas un poco de cada para mostrar. Hoy en día hay muchos almacenes que se alquilan baratos y que te pueden servir para almacenar género, aunque de hecho tampoco es aconsejable acumular mucho, ya que enseguida puede pasar de moda y nos sobraría mucho.

Trámites necesarios

Aunque sea la ilusión de tu vida, es importante que antes de dar cualquier paso hagas un plan de empresa. Debes mirar si el negocio es viable y calcular más o menos en cuanto tiempo podrías recuperar la inversión inicial. Hay servicios locales que te ayudan a entender todos estos trámites y te ofrecen formación (en Barcelona, por ejemplo, está el servicio Barcelona Activa). Piensa si también te hará falta contratar personal, y si lo vas a necesitar a tiempo parcial o a tiempo completo.

Una vez empezada la aventura, busca algún programa informático que te ayude a llevar las cuentas y trámites diversos. Si ves que tienes muchas dudas, siempre te queda la opción de contratar un gestor.

Buscar género para vender

Aquí juegan un papel muy importante los proveedores. Antes de cerrar ningún trato, mira bien que te ofrecen y compara.

Luego será muy importante que establezcas un plan de marketing para darte a conocer. Por ejemplo, elegir los canales dónde hacer publicidad (revista local, revista especializada en temas laborales, anuncios de radio, televisión, banners en Internet, etc.).

También debes tener en cuenta las épocas del año en que se vende más, como las fiestas de navidad, las rebajas de verano, etc.

No olvides que el cliente debe sentirse en todo momento acogido dentro del local. En cualquier negocio, el buen trato con el cliente puede ser una pieza clave para garantizar que vuelva otra vez.